Turquesa, color del Verano

El color Turquesa es considerado por muchos un color de verano pero la verdad es que es un color perfecto para todas las estaciones del año si se sabe utilizar adecuadamente. La clave está en usarlo de la manera que funcione con el espacio y la personalidad de cada uno.

El truco para  decorar un espacio de manera monocromática sin que este se vea sobrecargado pasa por combinar hábilmente piezas de diferentes estilos y texturas en distintos tonos de un mismo color. De esta manera mobiliario y accesorios no se verán ensombrecidos por el uso  generoso y en abundancia de un sólo color.

Una vez hayas convertido al color Turquesa en el protagonista de tu espacio, proba añadir algunas piezas en contraste en colores oscuros como el negro o el marrón. Éstas te ayudarán a suavizar y equilibrar el ambiente.

Un color que nos recuerda tanto a las cristalinas aguas del Caribe nunca es una mala elección para la decoración del baño. El color Turquesa es un color vivo y alegre que aportará luminosidad y frescura al baño y que por sus propiedades relajantes hará de la ducha diaria una actividad aún más placentera.

Un muy aliado del color Turquesa son las piezas y elementos de madera en tonos oscuros que le proporcionarán el toque de calidez que le falta. La combinación creará espacios cálidos, armoniosos y elegantes.

Dejar una respuesta

* Nombre:
* Email: (no publicado)
* Comentario: